Un termostato es un artefacto mecánico o digital que fue creado con la función de controlar la temperatura de un hogar u oficina, mediante el encendido o apagado de los sistemas de refrigeración y calefacción.

Cumplen una función muy clara en cualquier espacio: mantener los niveles de temperatura que se requieran, independientemente del lugar donde se encuentren, de la estación del año y de cualquier fenómeno ambiental que cause cambios en el ambiente.

Tipos de termostatos Wifi

Existen dos divisiones principales en cuanto a termostatos se refiere. Estos pueden ser mecánicos o digitales, dependiendo de su funcionamiento y de su manera de controlar la temperatura. En la última categoría existe una opción más reciente que destaca por su precio y características: los termostatos WiFi.

En la actualidad, casi nadie quiere comprar termostatos mecánicos debido a que los digitales ofrecen muchos beneficios a los usuarios, principalmente por contar con funciones de programación de las temperaturas dependiendo de las necesidades de cada momento del día. Aun así, explicaremos brevemente en qué consiste cada uno, y que sirva para entender mejor las características y ventajas del termostato WiFi.

Termostatos mecánicos Wifi

Estos son dispositivos armados con mecanismos físicos para poder regular la temperatura. En su mayoría están compuestos por tiras bimetálicas de acero, hierro o cobre, las cuales se doblan para unir un contacto eléctrico y completar el circuito, encendiendo o apagando la calefacción o el aire acondicionado según sea el caso.

Termostatos digitales

Los termostatos digitales vienen equipados con sensores electrónicos que sustituyen en su trabajo a las tiras bimetálicas. Es decir, tienen una placa electrónica que se encarga de controlar los procesos necesarios en cualquier sistema de climatización para fijar la temperatura al nivel requerido.

Son funcionalmente mejores que los mecánicos porque dan la opción al usuario de configurar todos los cambios de temperatura que quiera.

Termostato WiFi baratos

La principal novedad de este tipo de termostato es que permite controlar la temperatura para encender o apagar el sistema de calefacción desde cualquier lugar. Gracias a que es un termostato inalámbrico, es posible contralarlo desde un ordenador con conexión a internet o desde cualquier dispositivo móvil como un teléfono o tablet.

Los datos técnicos de cada termostato WiFi dependen de la marca del fabricante. Cada uno ofrece distinta compatibilidad con los softwares y modelos de móviles, pero, normalmente, todos son compatibles con los equipos que poseen sistema operativo Android o iOS.

Las ventajas de los termostatos WiFi son muchas en comparación con los termostatos digitales convencionales, y, por supuesto, son muy superiores si se comparan con los termostatos mecánicos.

Por ejemplo, si alguien sale temprano a trabajar y se olvida de apagar la calefacción, le bastará con conectarse desde el móvil para apagarla en pocos segundos. También en caso contrario, puede encenderla mucho antes de llegar a casa para que la temperatura esté en el punto ideal a su llegada.

El termostato digital WiFi es las versión más moderna de este dispositivo y se ha convertida en la más buscada. No es para menos teniendo en cuenta que permite controlar todo desde la distancia y en cualquier momento del día. Los fabricantes de estos termostatos han desarrollado distintas apps para facilitar el control de la temperatura desde cualquier lugar, diseñadas para poder programar con detalle todo el funcionamiento de la calefacción y del aire acondicionado.

Otra de las utilidades del termostato WiFi, dependiendo del modelo, es la programación por zonas. En ocasiones, algunas áreas de la vivienda necesitan una temperatura diferente al resto del espacio, y con este aparato se pueden programar de forma independiente. Es posible seleccionar una temperatura para una planta o habitación específica, dependiendo de su ubicación o uso.

Precio de los termostatos WiFi

Los termostatos digitales tienen un costo superior a los termostatos mecánicos. Cuando se trata de dispositivos con tecnología WiFi el precio aumenta. Es posible encontrar en España ofertas de termostatos WiFi que van desde los 100 euros en adelante.

El precio dependerá, además, de varios factores como la marca del fabricante, el tamaño, las utilidades, la tecnología o las funciones que tenga cada dispositivo.

Opiniones de los usuarios Wifi

En foros y tiendas online las opiniones de los usuarios indican que la adquisición de un termostato WiFi es una inversión que vale la pena llevar a cabo. Alaban que sea barato, inalámbrico y mucho más práctico que los termostatos convencionales.

En su mayoría coinciden en que el dinero extra que hay de diferencia entre uno digital normal y uno con WiFi es poco si se compara con los beneficios que ofrece el poder regular la temperatura del hogar o de la oficina desde cualquier lugar con tan solo conectarse a internet a través de cualquier dispositivo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…