Mejores Termostatos Frigorifico del 2021- Elige el mejor.

¿Sabes como funciona un termostato de frigorífico?, ¿no entiendes por qué se averió? Mira todo lo que tienes que entender sobre estos dispositivos y además, como reemplazarlos de manera correcta dentro de tu equipo.

Nuestra Elección

#1 Inkbird: Termostato Digital Calefacción y Refrigeración con Sonda 2 ...

Siempre será importante y seguro tener un termostato digital de calefacción y refrigeración que te permita controlar la temperatura de tu cerveza, bebidas y frigoríficos en general. Si éstas buscando una oportunidad así que te permita trabajar de manera más eficaz y eficiente, éste termostato es para ti. Podrás disfrutarlo en un modelo negro digital para su mejor manejo y uso.

Éste aparato posee un doble relés, para mantener un control de calentamiento y enfriamiento, uniendo a esto una función de calibración automática, hacen de su funcionamiento algo óptimo. Otro elemento destacable es su pantalla LED de gran visibilidad, para una precisión y medición de temperatura mucho más acorde. Podrás programar con tus datos personales el funcionamiento.

En caso de un apagón repentino, los datos guardados no se perderán, sino que quedarán guardados y no se reinicia. Éste es compatible para usar en Incubación, refrigerador industrial y caldera. Nevera, calentador y cerveza artesanal e invernadero también entran dentro de su gama de acciones. Pesa 222 gramos y las dimensiones del paquete son de 9,8 x 9,8 x 4 centímetros.

Éste equipo maravillosamente no necesita baterías, así que su funcionamiento se hace mucho más eficiente sin tanto gasto. Salida de doble relés, se puede conectar con equipos de refrigeración y calefacción al mismo tiempo. Puedes adaptar la lectura de temperatura en centígrado o Fahrenheit. Tendrás a tu disposición interruptores para su manejo en la parte frontal.

Contarás con doble pantalla para una visualización simultánea de la temperatura medida y la temperatura establecida. Para mayor seguridad, posee una protección de retardo del compresor para control de refrigeración. Cuando la temperatura es demasiado alta o baja o el sensor falla, se emitirá una alarma. Así se estará más tranquilo durante su funcionamiento.

Pros
  • Precisión de temperatura.
  • seguridad con alarma.
Contras
  • No es fácil de instalar.

¿Qué función cumple un termostato de frigorífico?

Tu frigorífico siempre mantiene la temperatura constante, y un frío ideal para mantener a tus alimentos bien conservados, pero ¿te has preguntado cómo lo hace? Pues, la respuesta está en su termostato. Este dispositivo se encarga de mantener esa temperatura en un pequeño rango de temperatura para que el ambiente dentro se mantenga.

El termostato de frigorífico está conectado directamente a su motor compresor, por lo que es un interruptor que lo enciende o apaga. Sin embargo, el cómo lo hace o, mejor dicho, cómo funciona, es un tema aparte. Mira todo lo que debes saber sobre este curioso aparato.

¿Cómo funciona un termostato de frigorífico?

Los termostatos de frigorífico tienen una forma peculiar. Cuando lo sacas de su estuche, verás un tubo muy delgado en espiral, el cual se introduce dentro del frigorífico. Este tubo es clave en el funcionamiento del termostato.

Dentro del tubo, llamado capilar, hay un fluido. El capilar tiene un su extremo un tubo un poco más grueso, fabricado en un metal que condice mucho mejor el frío. El fluido dentro del tubo capilar interactúa con temperaturas cercanas a 0° C. En este sentido, el gas fluido se expande o se contrae con cambios de temperatura cercanos a este valor.

frigorifico


Cuando el fluido de expande, aumenta la presión y abre un diafragma en la base del termostato. Esto conecta el circuito, lo que enciende el motor del frigorífico. Cuando el fluido se contrae, cierra el diafragma, apagándolo.

¿Por qué se daña el termostato de frigorífico?

En algún momento de seguro has estado en el escenario en el que tu frigorífico no inicia su enfriamiento, es decir, su motor compresor no se enciende. También es seguro que si has pasado por esto, hayas pensado en adquirir un frigorífico nuevo, cuando su reparación podría ser muy sencilla.

Todos los termostatos tienen un tiempo de vida útil, el cual al cumplirlo puede comenzar a dar problemas. Al dañarse, el refrigerador puede presentar dos escenarios: o no enciende su compresor, o congela la comida ubicada fuera del congelador del frigorífico. Mira algunas causas por las cuales se daña su termostato.

  • Abertura en el tubo capilar y consecuente fuga de gas, esto haría que el diafragma interno nunca se contraiga y no cierre el circuito.
  • Vencimiento del gas, pues este es una mezcla que va perdiendo propiedades con el paso del tiempo.
  • Algunos termostatos de frigorífico tienen en la perilla reguladora de temperatura, un interruptor de seguridad cuando llegan a 0. Si la perilla se avería, el interruptor quedará siempre activado, lo que hará que nunca cierre el circuito.
  • Daños en el circuito eléctrico. Esto lo puedes verificar con un multímetro. Si no hay continuidad al conectar los polos del multímetro a los polos del termostato, no funcionará.

¿Cómo reemplazar un termostato de frigorífico?

Primero que nada, antes de reemplazar tu frigorífico, cerciórate de que este se encuentre descompuesto. Puedes hacerlo descartando las causas mencionadas anteriormente. De igual desconecta totalmente la energía eléctrica de tu frigorífico, antes de iniciar el reemplazo del mismo.

1. Retirando el termostato de frigorífico

  1. Ubica la perilla selectora de intensidad de frío, está te indicará la ubicación del termostato. Por lo general, está al lado del bombillo interno y estará protegida por una cubierta plástica.
  2. Retira los tornillos, si los tiene, de la cubierta plástica. De igual forma, retira el bombillo para evitar que sufra daños durante el cambio.
  3. El termostato puede estar insertado en la cubierta plástica o en la carcasa del frigorífico. Procede a retirarlo con cuidado para ingresar a la cablería.
  4. Retira los cables del frigorífico, pero debes tener cierto cuidado antes de hacerlo. Para ello, toma las siguientes consideraciones.
    • Indica con un lápiz o marcador el punto exacto en el que va cada conector de cobre.
    • Captura una fotografía con la cual puedas recordar el orden exacto de la cablería.
    • Procura no halar los cables con demasiado esfuerzo. Si por mala suerte llegaras a partir un cable, el reemplazo de este constaría mucho trabajo y esfuerzo.
  5. Una vez retirada la cablería, hala el tubo capilar del termostato hasta que salga por completo.

2. Conectando la cablería

  1. Saca de la caja el termostato nuevo. Este debería tener incluido el termostato, junco con 3 conectores de presión.
  2. Con ayuda del termostato dañado, ubica cada número de conector en el termostato nuevo. Esto te indicará la posición exacta de la conexión con la cablería del frigorífico. Por supuesto, esto aplica siempre y cuando la conexión sea con conector rápido.
  3. Corta los cables del conector rápido del frigorífico. Esto se debe a que la caída del conector antiguo muy probablemente es diferente al del conector rápido del termostato nuevo.
  4. Corta 1 cm de cubierta plástica de cada uno de los 3 cables. Introduce el protector plástico del nuevo conector rápido en cada cable y procede a acoplar los conectores de presión en cada una de las secciones descubiertas de los cables. Para ello, has uso de una pinza.
  5. Acopla los protectores plásticos a cada punta de los cables y procede a acoplarlos al cada conector del termostato nuevo. Recuerda hacerlo cuidadosamente, utilizando la imagen anteriormente tomada de dicha conexión.

frigorifico2

3. Ubicando el termostato dentro del frigorífico

  1. Desenrolla el tubo capilar completamente. Realiza esta acción lentamente, procurando no estresar el tubo y que sufra una posible fractura.
  2. Introduce el capilar totalmente estirado dentro del la abertura del frigorífico.
  3. En caso de que el tubo capilar no pueda seguir avanzando, es indicativo de que ya está tocando al evaporador, y generalmente sobrará tubo. En este caso, enrolla el tubo capilar cuidadosamente pero que no quede muy estirado.
  4. Ubica el termostato dentro de la cubierta plástica o si va atornillado a la carcasa del frigorífico, procede a atornillarlo.
  5. Coloca la cubierta plástica, procurando tener cuidado de no ubicarla encima del tubo capilar enrollado.
  6. Enrosca el bombillo del frigorífico, ubica la perilla del termostato en una temperatura ideal y conecta el enchufe. Debería comenzar su ciclo de enfriamiento de inmediato.

Si encontraste esa información necesaria sobre tu termostato de frigorífico, no dejes de compartirlo en tus redes sociales, eso nos ayudaría muchísimo. De igual forma, continúa leyendo mucho más en nuestra web sobre todo lo relacionado a los termostatos.

Escrito por
Estamos convencidos te interesarán estas categorías: