El termostato digital ha terminado reemplazando, prácticamente en su totalidad, al termostato mecánico. Los termostatos digitales son dispositivos que se utilizan para regular la temperatura de cualquier espacio, mediante el manejo electrónico de los sistemas de refrigeración o de calefacción.

Son utilizados para nivelar la temperatura de un lugar dependiendo de la estación del año, con la ventaja de que el funcionamiento puede ser programado y controlado desde cualquier lugar con algunos modelos, sin necesidad de estar en el hogar.

Como cualquier termostato, tiene la misión de elevar la temperatura mediante el encendido de la calefacción en regiones frías o en épocas invernales, y también de disminuirla poniendo en marcha el sistema de aire acondicionado.

¿Por qué comprar un termostato digital?

Los termostatos digitales funcionan gracias a sensores electrónicos que regulan y ejecutan los procesos para que se pueda encender o apagar tanto el aire acondicionado como la calefacción.

Anteriormente, todos los termostatos eran mecánicos, es decir, funcionaban mediante diversos mecanismos para lograr lo que ahora se hace a través de los mencionados sensores electrónicos.

Los termostatos mecánicos cuentan con tiras bimetálicas que pueden ser de hierro, cobre o acero. Estas se doblan tocando el contacto eléctrico y completando el circuito. De esta manera, el aire acondicionado o la calefacción se encienden o se apagan, según sea el caso.

Los dispositivos mecánicos no pueden ser programados. Esto los deja en desventaja, ya que los termostatos digitales programables permiten una gran variedad de opciones, entre ellas, configurar la temperatura por horas y por áreas de la casa. El usuario puede personalizar el termostato con todas sus preferencias de temperatura.

Tipos de termostatos digitales

En la categoría de los termostatos digitales hay también una variedad: termostatos digitales simples, termostatos programables, termostatos WiFi, termostatos modulares… Todos difieren en cuanto a sus características, funciones, marcas y precios.

Los termostatos digitales simples no tienen funciones especiales, solo sustituyen las placas bimetálicas de los mecánicos por un circuito electrónico que activa el sistema de climatización, así que nos vamos a centrar en los modelos más diferenciados.

Termostato digital WiFi

Los termostatos digitales con WiFi son unos de los más modernos. Con esta variedad se puede controlar tanto la calefacción como el aire acondicionado a distancia, en cualquier momento del día.

Su funcionamiento se controla mediante ordenadores con conexión a internet o mediante dispositivos móviles, bien sean smartphones o tablets. Los fabricantes de las distintas marcas de termostatos crean aplicaciones móviles que son descargadas por los usuarios para manejar el clima de su casa u oficina estén donde estén.

Las aplicaciones diseñadas por los fabricantes de termostatos permiten hoy en día programar al detalle el funcionamiento de la instalación, lo que convierte a estos termostatos en una herramienta perfecta para ahorrar en calefacción y ganar en confort.

Termostatos modulares

Otra tipo de termostatos digitales son los termostatos modulares, encargados de regular la temperatura de los radiadores de forma descentralizada. Su función es controlar la temperatura ambiente del espacio donde se instalan y, basándose en esa temperatura, comunicarlo a la caldera de condensación con el objetivo de bajar o subir la temperatura de impulsión.

De acuerdo con el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en la Edificación (RITE), es obligatorio instalar los termostatos modulantes en obra nueva para poder regular el funcionamiento de las calderas de condensación.

El reglamento también ofrece la alternativa de instalar un sistema de regulación con sonda exterior, que es un dispositivo que se anticipa a la temperatura exterior para adaptar la temperatura de impulsión de la caldera. Al hacer esto se logra mejorar el rendimiento de la instalación y disminuir el consumo de energía.

Termostatos programables

Generalmente, los termostatos digitales programables poseen una pantalla que no solo aporta mayor información sobre la temperatura, sino que permite a los usuarios tener más control sobre la instalación y más alternativas de programación.

Estos tienen funciones muy variadas para adaptar el funcionamiento a los requerimientos y necesidades de cada usuario.

Se les conoce también por el nombre de cronotermostatos y, como ya hemos dicho, la principal ventaja de usarlos es poder especificar temperaturas diferentes según la hora del día y según la zona.

Precio de los termostatos digitales

Los termostatos digitales suelen tener un coste superior a los mecánicos, pero es una diferencia que vale la pena asumir porque las ventajas son muchas. Cuando se trata de dispositivos digitales, los termostatos pueden tener un costo superior a los 100 euros.

La cifra puede variar dependiendo de las características especiales de cada uno: WiFi, opciones de programación, sonda exterior… También hay más detalles que pueden aumentar el precio, tales como la marca del fabricante, el modelo y el tamaño.

Opiniones de los usuarios

Los usuarios e instaladores de termostatos coinciden en que la mejor opción es uno digital. La facilidad que ofrece de poder programar la climatización a placer es la característica más valorada en este tipo de dispositivos

Quienes han comprado un termostato digital WiFi para poder regular la temperatura de su hogar o de su oficina desde cualquier lugar usando un teléfono móvil, hablan de él como la mejor inversión que han hecho nunca.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…