Termostatos Caldera - ¿Cual es el mejor ?

¿Quieres información sobre un termostato de caldera? Mira aquí todo lo referente a este tipo de dispositivos. Entérate de sus precios, ventajas y también en dónde puedes comprarlos. Además, aprende a instalarlos en simples pasos.

Nuestra Elección

#1 Decdeal: Termostato WiFi para caldera de Gas/Agua, Inteligente, progr ...

Los termostatos inteligentes pueden ser muy costosos, este modelo de Decdeal es la mejor opción para ti y tu familia si quieren darle un toque de tecnología y elegancia al hogar. Es compatible con Alexa y Google Home, así desde donde estés podrás controlar la temperatura de tu casa.

Para manejarlo desde tu dispositivo móvil descargando la aplicación a través de Apple Store o Play Store, escaneas su código Qr y listo, puedes controlar la temperatura de tus espacios si estás fuera o dentro de tu casa; si deseas que tu termostato sea manual también lo puedes programar directamente.

Es apto para caldera de gas o agua, así podrás controlar también la temperatura no solo de los espacios sino del agua, la temperatura la puedes ajustar desde los 5 a los 25 grados Celsius y puedes también instalar tu dispositivo en cualquier pared manualmente, su diseño le dará un toque de elegancia.

Para instalarlo necesitas de un voltaje de 200 V y  para la caldera puedes conectar su cable con el dispositivo; por último, también debes tener en cuenta que para instalarlo algunas veces necesitaras de una caja para apartarlo y tu compra no lo trae, si es el caso te sugerimos comprarla aparte.

Pros
  • Fácil de Usar.
  • Económico.
Contras

    ¿Por qué comprar un termostato de caldera?

    El sistema de calefacción por calderas es uno de los más antiguos y elementales, usados en países donde el frío puede ser bastante duro. Su funcionamiento es sencillo, pudiendo calentar agua y consecuentemente convirtiéndola en vapor, para ser distribuida en un circuito cerrado de tuberías.

    termostado de caldera


    Sin embargo, el combustible para calentar el agua necesita un regulador térmico o en otras palabras, un termostato. Este actúa como moderador de la temperatura, haciendo que el agua no se evapore por completo. Es un elemento muy necesario, pues si el agua se sobrecalienta, puede hacer que la caldera quede sin agua.

    Consecuencias de no utilizar un termostato de caldera

    Una caldera que no utilice termostato puede llegar a calentar el agua progresivamente, lo que conllevaría a la evaporación del volumen total de agua. Las calderas pueden soportar cierto volumen de gases o vapor, al igual que las tuberías del circuito cerrado.

    El agua en el interior de la caldera también actúa como refrigerante del sistema. Si se evapora por completo, no puede enfriarlo, por lo que la temperatura puede aumentar mucho más rápido.

    Un aumento muy alto en el volumen de vapor distribuido puede llegar a averiar la caldera, haciendo que el recipiente retenedor de agua se fracture. Dependiendo del tipo de caldera y las condiciones ambientales, esta fractura puede acarrear en una explosión de la caldera. Estos eventos han ocurrido y son bastante trágicos.

    Los termostatos de caldera modernos pueden detectar dicho aumento de volumen, bajando la temperatura de esta instantáneamente. En otras palabras, este tipo de dispositivos pueden llegar a ser un elemento que podría salvar tu propia vida.

    ¿Puede instalarse un termostato para cualquier tipo de caldera?

    Todas las calderas, independientemente de su tipo, necesitan un regulador térmico o termostato. Muchas de estas tienen instalado desde su fabricación un termostato, con el cual puedes regular su temperatura de trabajo, e incluso otros parámetros del sistema de la caldera. No obstante, existen calderas a las cuales debes instalarle este sistema.

    Por lo general las calderas por acumulación, es decir, aquellas que calientan un volumen de agua hasta cierto punto para luego comenzar a realizar la calefacción, necesitan un termostato. Dependiendo del volumen de agua, este debe tener una llama cuya potencia debe ser graduada. Al ser sistemas convencionales, es imperativo la instalación de un termostato.

    Ventajas de instalar un termostato de caldera

    Al ser sistemas con un alto riesgo o peligrosidad, estos dispositivos son muy necesarios. Sus ventajas son bastante evidentes, por lo que adquirir uno de estos te será esencial para tener un seguro de que tu caldera no representará un peligro:

    • Permite una óptima regulación de la temperatura de la caldera.
    • Puedes monitorear la temperatura de la caldera desde varios puntos de tu hogar, utilizando termostatos de caldera alámbricos o inalámbricos.
    • Algunos tienen sistemas de seguridad, tanto para el sistema eléctrico, como para enfriar automáticamente la caldera en casos de posible daño por altas temperaturas.
    • Existen termostatos digitales que te ayudan a controlar varios parámetros, como volumen de agua, cantidad de gas en casos de ser calderas de propano, o estado del sistema eléctrico cuando utilizas calderas accionadas por resistencias eléctricas.
    • Son dispositivos muy fáciles de instalar.
    • Este tipo de termostatos tiene variedad de precios, pero en general son muy asequibles.

    ¿Cuánto cuesta un termostato de caldera?

    Estos termostatos fabricados para calderas tienen un coste bastante bajo, siendo muy asequibles. En caso de que tengas una caldera convencional, la cual debes accionar con perillas directamente al sistema de ignición, sería muy recomendable que instales uno de estos. En este sentido, puedes encontrar algunos precios muy adaptables a tu presupuesto.

    termostado de caldera2

    Un termostato de caldera digital, que te permite programas más de una función, puede llegar a costarte entre 25 € y 30 . En contraste, un termostato sencillo, analógico, que te permita controlar únicamente la caldera, puede costarte 15 €, o precios alrededor de este monto.

    Pero si te gusta la tecnología, así como dispositivos inteligentes que te brinden varias características en uno solo, puedes gastar un poco más. Existen termostatos de caldera que te permitirán un control total de la temperatura de la caldera. De igual forma, puedes programarlos para que se apaguen o enciendan de acuerdo a tus necesidades.

    Los termostatos inteligentes pueden tener un precio que se inicia en los 35 €, hasta 170 . Además, estos controlan la temperatura en más de una habitación, además de darte la posibilidad de controlarlos con tu smartphone.

    ¿Dónde comprar un termostato de caldera?

    En tiendas de refrigeración o calefacción puedes conseguir una gran gama de este tipo de dispositivos. Tienen precios muy asequibles, además de que en muchos de estos hay personal capacitado que puede explicarte el funcionamiento de cada uno. Es una opción ideal si sabes muy poco acerca de termostatos de caldera.

    En las tiendas puedes conseguir técnicos profesionales que realizan la instalación de tu termostato de caldera de forma segura.

    Sin embargo, en internet pueden encontrar precios muy asequibles, y ofertas muy tentadoras. En Amazon encuentras termostatos de caldera, cuyo catálogo es bastante extenso. Puedes encontrar desde termostatos analógicos muy básicos, hasta aquellos bastante tecnológicos.

    ¿Cómo reemplazar un termostato de caldera?

    Si tu termostato presenta alguna falla, seguramente es momento de cambiarlo. Estos dispositivos tienen sensores con un tiempo de vida útil, los cuales tienen que ser cambiados cuando este se cumple. De igual forma, si un técnico instaló el anterior pero por cualquier causa, necesitas hacerlo por ti, sigue los siguientes pasos:

    1. Corta la electricidad de la habitación donde se ubica la caldera o, en su defecto, del cable que alimenta al termostato.
    2. Remueve la tapa frontal del termostato, esto te permitirá acceder a los cables de conexión.
    3. Utilizando un desarmador y destornillador, remueve los cables del conector. Estos son cables pequeños, de colores negro y blanco. Recuerda muy bien su posición porque es vital, debes colocarlos del mismo modo en el termostato nuevo.
    4. Retira la placa base del termostato antiguo, esta está sujeta por lo general con un par de tornillo que puedes quitar fácilmente.
    5. Coloca la placa base del nuevo termostato con ayuda de sus tornillos de sujeción.
    6. Conecta los cables en el nuevo conector, y recuerda que deben ir en la misma posición.
    7. Instala la tapa frontal nueva y prueba su funcionamiento. Deberías poder apagar y prender la caldera sin problemas.

    Si encontraste esa información que buscabas sobre termostatos de caldera, no dudes en compartirlo en tus redes sociales. De igual forma, si necesitas más información sobre termostatos como tipos, marcas y dónde encontrarlos, continúa leyendo sobre ellos en nuestra web.

    Escrito por
    Estamos convencidos te interesarán estas categorías: